QUIENES VIAJAMOS

El mundo está lleno de ejemplos de personas, y grupos de personas, que tras una difícil experiencia ha conseguido retomar sus ideales, sus proyectos, con una renovada ilusión por volver a empezar.

No podríamos encontrar una mejor definición a nuestro grupo de personas que, casi sin darnos cuenta, nos hemos visto desbordados por nuestra propia ilusión, la de un proyecto en el que la persona, el deportista, la familia es reconocida como la piedra angular. Todo lo que hagamos será posible gracias a lo que cada uno pueda aportar.

Superada la inesperada, mediática y traumática pandemia del covid-19, hemos considerado que podía ser el momento de aportar al deporte, aportar al balonmano, la base que consideramos necesaria para generar experiencias positivas en todos aquellos que participamos de él.

NUESTRAS SEÑAS DE IDENTIDAD

Odisea, sin lugar a dudas, recuerda al viaje de Ulises (Odiseo), que se encontró numerosas dificultades y obstáculos para volver a casa. Con tesón y lucha, Ulises lo consiguió, lo que nos enseña que con determinación y perseverancia se pueden lograr los objetivos. El viaje de Ulises también nos muestra la importancia de aprender durante el camino, de avanzar con humildad y de tener siempre cómo referencia nuestro origen.

Los colores de BM Odisea son el rojo y el negro, comunes en muchas culturas de diferentes orígenes, pero que comparten destacados valores: el esfuerzo y la lucha (rojo) y el honor (negro). Los guerreros de la propia Grecia, así como vikingos o samuráis compartieron colores y valores. 

Nuestro escudo también está influenciado por la cultura griega, en la que los guerreros defendían voluntariamente y con sus propios medios los intereses de su pueblo. Su escudo (hoplon) era redondo y representaba a su familia y sus creencias; constituía su principal arma, ya que lo utilizaban para defenderse y también para atacar. Además, en la habitual táctica colectiva, el escudo ayudaba a defender al compañero.

En el escudo de BM Odisea encontrarás también alusiones al viaje que emprendemos y a la libertad que sentimos, gracias a las dos velas del diseño. Por cierto, ¿serías capaz de saber por qué hay dos velas?

Por último, no nos resistimos a mencionar el que fue el primer juego documentado con balón, que se jugaba con la mano y, principalmente, por las mujeres… el juego de Urania.